El mentalista Jorge AstyaroSi pudiese elegir, ¿con qué soñaría? Ganar la lotería, ser alguien famoso o volar son algunas de las respuestas más frecuentes con las que se encuentra el mentalista Jorge Astyaro. Cada miércoles por la noche, este experto en hipnosis y sugestión se sube al escenario de la Sala Houdini, el espacio más grande de Europa dedicado a la magia, para transmitir a su público el enorme poder de la imaginación. “El subconsciente no distingue entre realidad e ilusión. Todos los sentidos son señales eléctricas que luego codifica nuestro cerebro. Por eso tenemos sueños tan reales, porque en ellos implicamos vista, oído, olfato, gusto y tacto”, explica.

El mentalista Jorge Astyaro

Si de niño ya le gustaba jugar a hacer desaparecer objetos con un mantel de cocina, con el paso de los años, la hipnosis y el mentalismo se han convertido en sus especialidades. “La hipnosis permite inducir un estado de ultraconcentración a través de la focalización sobre un estímulo, de la relajación y de otros mecanismos. Es entonces cuando la persona es más susceptible a la sugestión y es capaz de aceptar una idea sin cuestionarla”, asegura.

Lejos de atribuir a esta técnica esas “ideas de poder o dominación” que “tanto daño han hecho a la imagen de la hipnosis”, Jorge Astyaro asegura que en todo esto no hay nada “sobrenatural”: “A veces se transmite información muy incorrecta sobre los fenómenos hipnóticos. No es cierto que pierdas el control o la voluntad, igual que tampoco es verdad que te quedas dormido. Simplemente estás concentrado o relajado”, añade.

Estas ideas erróneas se convierten en los principales obstáculos que Jorge Astyaro debe sortear en cada actuación. “Lo más complicado es hacer que la gente confíe en su intuición y su imaginación y, por supuesto, que depositen en ti su confianza como guía. Yo no puedo hipnotizar a alguien que no quiera ser hipnotizado. Siempre tiene que haber alguna motivación, ya sea confianza, ganas de participar o curiosidad”.

ARTICULO ORIGINAL