¿Es posible hacer un buen programa de hipnosis?

piloto-astyaro-1

Estoy completamente convencido de que SI es posible hacer un buen programa de hipnosis en televisión.  Un programa divertido, con ritmo, y sobretodo que sea sorprendente. Un programa que explique de manera honesta como y por qué funciona la hipnosis y al mismo tiempo nos muestre de manera creíble el poder de la sugestión, y nos haga reflexionar sobre como funciona la mente y el gran poder de la imaginación. Un programa que promueva la hipnosis y no que la desprestigie.

Analicemos las evidencias, los dos últimos programas de televisión que se han emitido en Antena 3 en los últimos meses han tenido 2.997.000 (marzo 2016) y 2.088.000 (7 sept. 2016) de espectadores respectivamente, posicionándolos como los programas más vistos en su franja horaria, ambos siendo “trending topic” en twitter y teniendo una gran repercusión en redes sociales. Si lo analizamos desde un punto de vista televisivo aparentemente han sido todo un éxito de audiencia .

¿Pero esto significa que sean buenos programas?

Mi respuesta es que NO.

Estos datos tan solo demuestran que la hipnosis genera un gran interés y curiosidad en el público. Pero no que gustara el programa.  ¿Realmente  vale hacer cualquier cosa por la audiencia ?

De nuevo mi respuesta es NO.

Solo hace falta ver los comentarios de los televidentes en las redes sociales. Un alto porcentaje no se se creían la hipnosis y se sintió insultado y hasta engañado por lo que veían. Las pocas personas que lo defendían y decían que la hipnosis era real  eran los que habían tenido la oportunidad de ver o participar en una demostración teatral de hipnosis en directo.

La hipnosis siempre ha estado envuelta por un halo de misterio y dudas, despertando curiosidad, asombro y hasta temor desde que empezó a popularizarse con las demostraciones publicas de Magnetismo Animal, como lo llamaba el medico alemán Fran Anton Mesmer en 1774, y continuando  con las investigaciones del Neurocirujano escocés James Braid quien inventara el término de Hipnosis en 1842. Un dato curioso es que personalidades como Jean-Martin Charcot y Sigmund Freud se interesaron por el estudio de la hipnosis  después de asistir a las demostraciones de hipnosis de espectáculo de la época. Lo que demuestra que un buen espectáculo puede inspirar y motivar a la investigación científica de la hipnosis.

La hipnosis lleva muchos años siendo parte del imaginario colectivo e inspirado a un sin fin de libros, películas y programas de televisión, alimentando la curiosidad por este misterioso fenómeno psicológico. Pero al mismo tiempo también creando mitos y creencias falsas alrededor de la hipnosis. Mitos que siguen estando vigentes en nuestros días. Mitos como que la gente pierde la consciencia, o que pierden el control y  que hacen cosas en contra de su voluntad, los cuales son totalmente falsos. Y como profesional de la hipnosis me siento en la obligación moral de desmitificar estas falsas creencias.

La hipnosis existe, es una proceso cerebral real y medible que ha sido investigado formalmente por científicos de todo el mundo. Aunque todavía hay muchas cosas que siguen siendo un misterio y quedando mucho por descubrir de cómo funciona exactamente, se ha descubierto que la hipnosis es una herramienta muy efectiva para el tratamiento de trastornos psicosomáticos y de ansiedad así como de gran ayuda para eliminar creencias negativas , malos hábitos, bloqueos mentales, insomnio y hasta fobias. Ayuda a fortalecer la autoestima, la concentración, la creatividad y la imaginación. Y es una experiencia fascinante, agradable y muy enriquecedora  para quienes la experimentan.

Para mí la hipnosis es una pasión, una obsesión, un forma de vida y lo más importante es mi profesión desde hace más de veinte años.  Años que he trabajado sin parar, y con pasión por devolver la hipnosis a los teatros,  limpiar la imagen negativa que se tiene de ella y hacer del espectáculo de hipnosis algo profesional , divertido, y respetuoso. Un espectáculo donde la gente que participe tenga la experiencia más sorprendente, emocionante y agradable, posible.

Lo que me parece indignante es que personas que no tiene ningún conocimiento ni respeto por la hipnosis como un medio de expresión artística o como herramienta terapéutica hagan uso de la hipnosis como un simple pretexto para hacer un programa de humor de mal gusto, poniendo a los hipnotizados en situaciones ridículas, absurdas y hasta incómodas, experiencias gratuitas con el único fin de crear morbo y enganchar a la audiencia.

Y quiero aclarar que con esto no me estoy refiriendo a Jeff Toussaint, quien he tenido el gusto de ver trabajar en directo y de quién puedo afirmar que es un profesional de la hipnosis con muchos años de experiencia a sus espaldas, si no de los responsables del programa 1,2,3 Hipnotízame de Antena 3.

Estas son algunas declaraciones que han hecho públicamente para promover el programa:

“Es un programa de hipnosis donde a mí la hipnosis me da igual”

“A mí, el debate de si la hipnosis existe o no, me da igual yo lo que quiero es ir a la risa y a la broma. 

“Las putadas las hago yo”

Declaraciones textuales de Jandro (Director y Guionista del programa)

http://www.melodia-fm.com/lo-mejor/entrevistas/jandro-debate-hipnosis-igual-que-busco-risa_2016090600010.html

http://www.antena3.com/programas/hipnotizame/hipnotizame/jeff-toussaint_2016090757d0265a0cf2a8906f3aef9c.html

Escuchando estas declaraciones no me extraña que la gente no se crea la hipnosis que ha visto en el programa.

Intentando ponerme en el lugar de Jeff puedo entender perfectamente la gran oportunidad que se le ha presentado cuando una productora como 7 y Acción (Productora del Hormiguero) le ofrece producir un programa de hipnosis, yo también habría aceptado. Pero quiero creer que una vez que firmó el contrato y empezó la grabación la cosa ya no era como se la habían pintado.  Puedo estar equivocado pero si es así, esta es la única explicación que se me ocurre para entender por qué Jeff ha aceptado hacer ese tipo de experiencias gratuitas.

Una de las peores experiencias que vi en el programa y que me produjo mucho malestar fue cuando le hicieron creer a Santi Rodríguez que estaba dando a luz y Jeff le dio la sugestión de que tenía dolor de parto. Aparte de la situación ridícula y de mal gusto lo más grave en mi opinión, fue que si realmente estaba hipnotizado, Santi Rodríguez experimentó ese dolor intenso como algo real, porque al igual que con la hipnosis se puede reducir o hasta eliminar el dolor también se pueden dar sugestiones para que una persona sienta dolor.  Y aquí ya se está utilizando la hipnosis para producir una sensación negativa e incómoda en el voluntario y esto me parece totalmente inaceptable.

Es lamentable que los responsables de este programa, aunque generen polémica e interés por la hipnosis, no tengan la sensibilidad, la creatividad y el buen gusto como para hacer un buen programa de hipnosis.

Como se ha demostrado, existe mucho interés por la hipnosis, por eso estoy convencido que si se puede hacer un programa de calidad, honesto, entretenido, respetuoso, sorprendente y que funcione en audiencia. Tenemos claros ejemplo en otros países como los programas de Derren Brown en Reino Unido o Messmer en Francia. Solo hace falta voluntad, creatividad y pasión para producir un programa de hipnosis que verdaderamente estimule la imaginación y despierte la curiosidad por descubrir los misterios de nuestra mente.

Jorge Astyaro

Hipnotista

astyaro.com